Blogia
El.Pistacho.Veloz

El saber sí ocupa lugar

El saber sí ocupa lugar Y aquí, enfrente de esta librería de Budapest, sabían muy bien qué lugar ocupa el saber.

¿Qué hacer con los libros que ya nos hemos leído?

¿Dónde meter los que no nos gustan, los que son malos, los que tenemos repetidos, los que nos recuerdan a la novia o el típico libro sobre el que tu perro se meó aquel día?

¿Cómo librarse de los libros de texto de la escuela, los libros que queremos olvidar, los libros que nos regaló ese amigo tan pesado, los libros que no nos sirven, los diccionarios de vasco, las biblias de bolsillo, los de elige tu propia aventura, la colección de Enid Blyton?
Siempre nos queda liberar los librosm pero, habla contigo, sinceramente, ¿esos libros merecen ser liberados?

El Pistacho Veloz te aconseja:
Mejor sentirte nazi por un día, que quitarle el polvo al aburrimiento toda la semana
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

eva -

lo mejor: regalarlos a la bilbioteca de un hospital.
Problema=vuelves a acumular
En una cosa coincido: qué se hace con los libros dedicados por tu ex?

gregoriok librero -

Me inquieta el último comentario. ¿Será Himmler?

S04056068403894; .NET CLR 1.1.4322); -

Anónimo -

Nunca los tires!!

a)regálalos a alguien por su cumpleaños (los malos a quienes te caigan mal, o a tus primos segundos)
b)hay ongs que los recogen

Horacio -

Bah, eso lo suyo es llevarlos al Bazar del Tebeo y cambiarlos por otros que sí te gusten. Ahora que con el cambio sales perdiendo: para llevarme la biografía de Truffaut tuve que entregar seis kilos de pseudolibros. Quemar, quemar, no he quemado más que algún poema mío, pero le tengo el ojo echado a uno de Ussía que tiene mi suegro en su salón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres