Blogia
El.Pistacho.Veloz

HOLD sigue metiendo caña

HOLD sigue metiendo caña LA FIESTA DE LA CULTURA CORDOBESA    Hold   -   Limousine   -   Grotescos Films    26.11.06 | 20:40h.

La fiesta de aniversario de AndalOcio cumplió con todas las expectativas. Casi trescientos amigos se reunieron en Metrópolis para disfrutar de una noche de música y buen rollo rindiendo honores a la mejor guía cultural y urbana de nuestra provincia.

 


Un año pasa muy rápido, pero lo que nunca imaginamos, ni en nuestros mejores sueños, fue que pasados 12 números nuestra revista recibiera tantos buenos comentarios y felicitaciones en su primer aniversario.

Todos los que hacemos Andalocio día a día hemos encontrado en estas muestras de cariño una motivación extra para poder plantearnos el nuevo año que ahora empieza con renovadas ilusiones.

Durante estos 365 días hemos aprendido a andar, ahora toca empezar a correr.

La fiesta

El lugar, Metrópolis, el día, el viernes 24 de noviembre, la hora, las 22:00 horas. A esa hora se abrían las puertas de nuestra casa en el polígono de Chinales para recibir a los invitados a nuestra party.

Los primeros en subir al escenario fueron los chicos de LIMOUSINE. El grupo de Paco Beamuz, Manolo Gordillo, Daniel Torrejimeno, Gabriel Soriano, Javier Jiménez y Pedro Cantudo llenó el aire metropolitano con sonidos plenos de psicodelia y romanticismo. Durante algo más de una hora dieron un repaso a su último doble CD "The abyss you can reach with a hand". El directo de Limousine es potente, riguroso y fractal. Lo primero que sorprende de esta formación es que los papeles lejos de estar claramente diferenciados son totalmente intercambiables. El primer tema lo canta ¡el batería!, el segundo el guitarra, el tercero el guitarra pero que ahora está tocando los sintetizadores mientras que el bajo toca la trompeta... Todas estas rotaciones hacen de Limousine un grupo único en el que todos sus miembros tienen la misma importancia creativa e interpretativa. Y todo ello sin mermar la calidad de su directo, que es, sin duda, uno de los más potentes de la actualidad.

Sin conceder ningún bis, y dejando al público con ganas de más, el grupo finalizó una memorable actuación que hará que la fiesta de Andalocio no se olvide en mucho tiempo.

Hacia las 1:00 de la mañana llegó la hora de HOLD. El grupo acudió a la fiesta de AndalOcio con ganas de demostrar que están hechos para los escenarios grandes. Su espectáculo consistió en un repaso a una maqueta de once temas de los que sólo tres eran versiones, apoyados por una proyección mezclada en directo por Wopper & Marcelo. El resultado es de una consistencia y una originalidad que confirma a esta formación como una de las propuestas más interesantes para el año que se aproxima. Temas como Nana (anverso) o The Shape definen un estilo que mezcla melodías propias del pop-rock británico más reciente con los sonidos salidos de una caja de ritmos y una sampleadora. Pero si algo tenía de excepcional esta actuación era la posibilidad de ver la videoproyección que Wopper y Marcelo habían preparado para apoyar el concierto de Hold. Las imágenes grabadas se mezclaban on line con las recogidas por una cámara dispuesta al efecto. Cada canción estaba perfectamente diferenciada por la proyección del título de la misma junto con imágenes relacionadas con su contenido. El trabajo de los video DJ fue realmente notable que vino a sumarse al impecable directo de los holdianos para conformar un espectáculo que los colocan a punto para dar otra vuelta de tuerca a su carrera. ¿Para cuando un disco con temas propios?

Acabado el repertorio "serio" hordas de gnomos y grotescos varios desenfundaron sus gorros puntiagudos y tomaron al asalto el escenario para interpretar tres clásicos de la cultura pachanga: El Pepino de la Hora Chanante, La balada de ¿Quién no quiere a un gnomo? interpretada por el A.bonimable in person, y el himno de Dinamarca, que al igual que el Dios salve a la Reina en los conciertos de Queen, marca el apoteósico final del show en el caso de Hold.

Y de aquí hasta las cinco de la mañana DJ Saul nos movió a golpe de sitar y ritmos hindis. (Una auténtica paranoia si pensais que el personal estaba disfrazado de gnomos).

En resumen, fue una noche excepcional que nunca hubiera sido posible sin la ayuda de todos los amigos de Andalocio.

No os merecemos. Gracias a todos.

Texto de Andalocio.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres