Blogia
El.Pistacho.Veloz

Transplántese la cara

Transplántese la cara

En el Pistacho Veloz nos gusta derribar los mitos científicos porque sólo nos hacen sentir inferiores ante un mundo que evoluciona más rápido que nosotros. Uno de ellos es la cirugía facial. Hoy vamos a explicar de forma fácil y sencilla cómo hacer un transplante de cara.

¿Está usted cansado de su cara? Niña, ¿quieres que tu exnovio no te reconozca por la calle?, ¿quiere tener la cara de Luis Navarro? Siguiendo este procedimiento podrá cambiar de cara en su propia casa, sin ayuda de ningún especialista, ni ningún mayor de edad o persona con ningún conocimiento especial de medicina, taxidermia o del alfabeto.

Paso Número 1: Quítese su cara vieja, con mucho cuidado. Deposítela en un plato limpio y cúbrala con papel de platina. Es bueno que la meta en la nevera antes de un par de días, porque después las caras se ponen pochas.

Paso Número 2: Póngase la cara nueva cuidando que quede encajada correctamente. Lo más difícil es el encaje, porque como lo haga mal luego da problemas si los agujeros no le coinciden con la nariz, el ojo le queda más arriba y no ve bien, etc...

Paso Número 3: Para consolidar la cara nueva, dése un masajillo con alguna crema hidratante nieva, garnier o, en su defecto, péguese unas guantaítas como si estuviera echándose after-shave.

¡Nada más! Disfrute de su cara. Y puede volver a cambiársela de nuevo sin todos los agobios que suponen las operaciones de cirugía. ¿A qué no era tan difícil? No dude en escribirnos para contarnos su caso personal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

pistacho -

roberto, roberto
así te quedes tuerto.

roberto -

que estupidez!!
realmente perdida de tiempo esta basura de web

manemamone -

eso es tener mucha cara!

nomeacuerdo de mi cara -

¿Y si por unos días cambiamos las caras? Yo te presto la mía y tu la tuya. Si es tan fácil, igual hasta nos gusta.

ella -

Quizá me haga falta una cara nueva para poder respirar con más libertad.

Quizá me hagan falta pulmones nuevos para poder filtrar mejor los sentimientos

Quizá me haga falta cambiar de alma para poder encontrarme en el espejo.

¿Algún donante de almas?
Quizá aún no hayan usado la de Haro Tecglen y me la puedan poner a mí... necesito una nueva...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres