Blogia
El.Pistacho.Veloz

Contigo me sobran las cucharas (poema de amor)

Contigo me sobran las cucharas (poema de amor)

En septiembre de 1683 las tropas del Imperio Otomano desistían de su asedio a Viena, abandonando en sus campamentos una gran cantidad de un extraño polvo oscuro almacenado en sacos y sacos que los vieneses no sabían como utilizar. Comida para camellos pensaban que era.

Un empresario armenio residente en Viena, Johannes Diodato, compró por poco dinero todos estos sacos. Él abrió la primera cafetería en Viena ("La botella azul"). De aquí viene la creación del croissant, que el gremio de panaderos creó a imitación de la media luna del ejército turco derrotado, de modo que los vieneses se comían esta media luna turca con el café, creando una nueva moda que pronto se extendió a los cafés de París, donde las señoras ricas le añadieron azúcar (ya que en su origen musulmán se bebía negro). Más información, aquí.

Hoy, mientras bebéis ese café, con leche, con azúcar, descafeinado, cortado, manchado, doble, corto, largo, americano, italiano, capuccino, irlandés, con "una nube de leche", con coñac o como os de la gana... pensad en la historia de cómo el café, las medialunas y las modas derivadas que consideramos tan europeas (el café o té de sobremesa, el bollito con el café, el desayuno...) en realidad hay que agradecérselas a Turquía.

Otro día hablamos de por qué la tortilla no es tan ibérica como creemos. Y de por qué da igual que te sirvan el café con tenedor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

pedro -

Parece ser (dice una historia que leí) que el origen del croissant data de la Revolución francesa: Un panadero, decaído en sus ímpetus sexuales, y para conformar los insaciables deseos de su esposa, urdió una especie de consolador que, al cocerse quedó algo curvado. Semejante artilugio hizo las delicias de la panadera, que para echarle más morbo al asunto, después de usarlo, lo daba a comer a su marido. Este comprobó con deleite, que su idea era buena, si bién, no podía venderla públicamente con tal aplicación. En fin, la historia se supone, así como las pruebas y experimetos posteriores que le dieron éxito.
No sé si la historia es cierta, pero sí, que al menos tiene más merecimientos y curiosidad, que lo de la media luna otomana. Al menos, tiene su miga.

nomeacuerdo -

¿Comerán los musulmanes croissanes con forma de cruz? Le preguntaré a Mohammed Atta cuando me lo encuentre.

eserts -

Por fin me entero de la historia del croasán! De una vez para otra se me olvida... :)
Gracias Pistachoasán
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres